El Café funciona completamente gracias al compromiso y la buena voluntad de los voluntarios. El equipo es muy heterogéneo y está compuesto por personas de todas las edades, de variados conocimientos y que tienen la voluntad especial de hacer vivir el café.

Como asociación colegiada, el Café se gestiona de manera común, cada uno de los cuales aporta su tiempo y su energía de acuerdo con sus medios y su tiempo libre, todo funciona gracias a las sinergias existentes entre todos los miembros.

El programa de la semana para un voluntario de Café es servir un café, una cerveza, una copa de vino o platos cocinados durante conciertos u otros eventos. También está cocinando buenos platos, tapas, postres, a su gusto, y según sus medios, para el placer de todos. Y para variar estos placeres, ¡también es necesario dar el paso y tener un buen barrido!

¡Pero al final, es especialmente la oportunidad de pasar un buen rato con amigos en un ambiente festivo y cálido, escuchando buena música, con una buena bebida y un buen plato!

Cerrar menú